Se celebra en el país desde 1973.

El 20 de octubre de 1973 se oficializó, durante el Congreso Mundial de Pediatría celebrado en Argentina, el Día Nacional del Pediatra.

Antiguamente, la pediatría no existía como una disciplina. Quienes se ocupaban y tenían la responsabilidad de la salud de los niños eran las madres y las llamadas “comadronas”. Sería recién a partir del siglo XV que comenzarían a considerarse las enfermedades de los niños como una especialidad que daría origen a la pediatría.

Consultada por Télam, la Dra. María del Carmen Ramírez Cons, que desde hace más de cuatro décadas es especialista en el área, cuenta que “el pediatra es un médico cuya especialización se centra en el estudio de la salud de los niños, desde el nacimiento hasta la adolescencia.”

La labor incluye la prevención en el niño sano, y su diágnostico y tratamiento en la enfermedad. La pediatría abarca la atención desde los bebés recién nacidos hasta la mayoría de edad, en la que se distinguen los siguientes períodos: Recién nacido, Lactante, Preescolar, Escolar y Adolescente.

La denominación pediatría proviene de la palabra “paidos” que quiere decir niño en griego e “iatrea” que se refiere a curación en la misma lengua.

Actualmente más de 15.000 médicos pediatras en todo el país honran la profesión, atendiendo y curando a los más indefensos, los niños.

Fuente: Diario La Nación